CIJB y Consejo Mundial: Un compromiso de futuro en unidad

Contactos CIJB y WHC

Los dos organismos se reúnen para proyectar un camino conjunto en diferentes aspectos

Consensuar ideas, apostar por líneas comunes, formar parte de un todo. La CIJB y el Consejo Mundial (WHC) mantuvieron hace unos días una reunión (telemática) para tratar de acercar posturas y conseguir, en definitiva, un compromiso de futuro en unidad, para lo cual se trataron diversos temas, con el wall ball como eje central.

Estuvieron presentes en la reunión Alberto Soldado, presidente de la CIJB, Thierry Dufour, vicepresidente de la CIJB, Romano Sirotto, director técnico de la CIJB, y Raquel S. Barnes, presidenta del Consejo Mundial (WHC). Uno de los temas que se pusieron sobre la mesa es la continuidad de la CIJB en la Asociación Mundial de Wall Ball (WWBA). Alberto Soldado, como presidente de la Confederación Internacional de Juego de Pelota, aseguró que el wall ball es “el futuro”, y solicitó que se definieran objetivos claros para la colaboración en el marco de la WWBA.

Sobre la WWBA se expuso la necesidad de desarrollar un comité de relaciones públicas para aumentar la concienciación en las redes sociales y demostrar, de la misma manera, el cumplimiento del Código Antidopaje. La intención, a efectos prácticos, es que la WWBA ejerza de paraguas para concretar posibles competiciones unificadas entre la CIJB y el Consejo Mundial.

“La CIJB seguirá con su filosofía, pero es necesario aunar esfuerzos”, ha manifestado Alberto Soldado, que ha puntualizado: “La intención es que el Consejo Mundial pueda formar parte de nuestras competiciones y nosotros, como CIJB, de las suyas, y que haya un organismo que lo englobe”. Eso sí, según ha dejado claro el presidente, “siempre sin que la CIJB pierda su identidad y sus competiciones, y respetando los juegos autóctonos de cada país”. De hecho, Soldado solicitó que la CIJB pueda revisar los reglamentos de wall ball para hacer una comparativa y detectar posibles diferencias. El Campeonato Mundial de Wall Ball está previsto, según recordó Raquel S. Barnes, para 2022 en Irlanda, siempre que la pandemia actual lo permita.

En cualquier caso, el presidente de la CIJB insistió en la necesidad de adquirir un compromiso de unidad: “La WWBA es necesaria, tenemos que continuar el diálogo”. En la reunión también se expuso la idea de conseguir dicha unidad con objetivos superiores, como un plan estratégico para obtener el reconocimiento olímpico de la modalidad.

La CIJB y el Consejo Mundial buscan puntos de encuentro

Contactos CIJB y WHC

Un primer contacto pone las bases para una futura reunión que cierre un acuerdo de colaboración entre las dos entidades

La actual junta directiva de la CIJB está trabajando por abrirse a posiciones comunes, antaño alejadas, con la pelota a mano como punto de unión. Uno de los lazos que la CIJB se ha propuesto unir, o por ser más claro, recuperar, es el del Consejo Mundial. Esta semana ha tenido lugar una reunión -telemática- entre Thierry Dufour, director de relaciones internacionales de la CIJB, y Raquel Murphy Barnes, presidenta del Consejo Mundial de Pelota a mano (World Handball Council). En el encuentro, al que también se unió Romano Sirotto como director técnico de la CIJB, se buscaron puntos de encuentros y principios de acuerdo para trabajar conjuntamente por el bien común del juego de pelota.

El presidente de la CIJB, Alberto Soldado, contactó hace unas semanas con la presidenta del WHC, Raquel Murphy, como un primer paso para acercar posturas entre las dos organizaciones. De aquella conversación surgió la reunión celebrada esta semana, en la que la CIJB ha insistido en una colaboración entre las dos entidades para recuperar lazos que, en el pasado, no acabaron de cerrarse. En este sentido, Dufour, como director de relaciones internacionales, explicó a Murphy que el comité ejecutivo surgido en noviembre de 2017 aspira a conseguir un trabajo conjunto com la WHC.

Murphy recordó en la reunión que la World Wallball Association (WWA), a la cual pertenecen tanto la CIJB como la WHC, pone las bases para un trabajo común, y que el camino para establecer acciones conjuntas podría pasar por la WWA, con acuerdos ya alcanzados en el pasado que están pendientes de revisión.

El primer paso, pues, se establece en volver a poner sobre la mesa los principios de acuerdo establecidos en el pasado, repasarlos por parte de la CIJB y, en caso de ser necesario, actualizarlos. Por ello, tanto Dufour y Sirotto como Murphy concluyeron la necesidad de volver a mantener una reunión en unos meses, poniendo marzo como referencia, para establecer ya la colaboración entre las dos partes.