CIJB y Consejo Mundial: Un compromiso de futuro en unidad

Contactos CIJB y WHC

Los dos organismos se reúnen para proyectar un camino conjunto en diferentes aspectos

Consensuar ideas, apostar por líneas comunes, formar parte de un todo. La CIJB y el Consejo Mundial (WHC) mantuvieron hace unos días una reunión (telemática) para tratar de acercar posturas y conseguir, en definitiva, un compromiso de futuro en unidad, para lo cual se trataron diversos temas, con el wall ball como eje central.

Estuvieron presentes en la reunión Alberto Soldado, presidente de la CIJB, Thierry Dufour, vicepresidente de la CIJB, Romano Sirotto, director técnico de la CIJB, y Raquel S. Barnes, presidenta del Consejo Mundial (WHC). Uno de los temas que se pusieron sobre la mesa es la continuidad de la CIJB en la Asociación Mundial de Wall Ball (WWBA). Alberto Soldado, como presidente de la Confederación Internacional de Juego de Pelota, aseguró que el wall ball es “el futuro”, y solicitó que se definieran objetivos claros para la colaboración en el marco de la WWBA.

Sobre la WWBA se expuso la necesidad de desarrollar un comité de relaciones públicas para aumentar la concienciación en las redes sociales y demostrar, de la misma manera, el cumplimiento del Código Antidopaje. La intención, a efectos prácticos, es que la WWBA ejerza de paraguas para concretar posibles competiciones unificadas entre la CIJB y el Consejo Mundial.

“La CIJB seguirá con su filosofía, pero es necesario aunar esfuerzos”, ha manifestado Alberto Soldado, que ha puntualizado: “La intención es que el Consejo Mundial pueda formar parte de nuestras competiciones y nosotros, como CIJB, de las suyas, y que haya un organismo que lo englobe”. Eso sí, según ha dejado claro el presidente, “siempre sin que la CIJB pierda su identidad y sus competiciones, y respetando los juegos autóctonos de cada país”. De hecho, Soldado solicitó que la CIJB pueda revisar los reglamentos de wall ball para hacer una comparativa y detectar posibles diferencias. El Campeonato Mundial de Wall Ball está previsto, según recordó Raquel S. Barnes, para 2022 en Irlanda, siempre que la pandemia actual lo permita.

En cualquier caso, el presidente de la CIJB insistió en la necesidad de adquirir un compromiso de unidad: “La WWBA es necesaria, tenemos que continuar el diálogo”. En la reunión también se expuso la idea de conseguir dicha unidad con objetivos superiores, como un plan estratégico para obtener el reconocimiento olímpico de la modalidad.

La CIJB avanza en propuestas y nuevos horizontes

Reunión telemática de la CIJB

La junta directiva de la CIJB se reunió con el objetivo de ir concretando propuestas y, sobre todo, coordinarse entre los diferentes representantes de cada asociación para establecer un marco común en distintos aspectos. Se habló de la futura firma de un protocolo con la Asociación de Televisiones Educativas Iberoamericanas (ATEI), pero también sobre los avances con el Consejo Mundial de pelota, así como del Campeonato de Europa de Holanda que está previsto para octubre y que mereció una atención particular con algunas concreciones. De la misma manera, el presidente de la CIJB, Alberto Soldado, anunció además que la Asamblea General del organismo internacional será en octubre, para cerrar la actual legislatura.

La firma del protocolo con la Asociación de Televisiones Educativas Iberoamericanas (ATEI) fue uno de los puntos fuertes, ya que se concretó en qué comprometería a la CIJB así como cuáles serían los beneficios para el juego de pelota ante la unión con dicha asociación televisiva. La CIJB, con esta futura firma, tendrá la posibilidad de ganar visibilidad internacional con la retransmisión de campeonatos, además de reportajes o entrevistas con temática pelotística de las diferentes regiones.

Por otra parte, el vicepresidente de relaciones internacionales, Thierry Dufour, explicó las conversaciones que se han mantenido con el Consejo Mundial de pelota, asociación con la que también se iniciará un trabajo conjunto que se concretará en un protocolo inicial en el que tomará parte una comisión mixta de ambas partes.

El Europeo de Holanda fue también uno de los puntos fuertes de una reunión muy fructífera. Sobre este campeonato, que se llevará a cabo siempre que las condiciones de la pandemia lo permitan, y con todas las medidas de seguridad, los miembros de la CIJB reunidos acordaron que se realizaría durante un fin de semana, con tres días de competición. Además se acordó introducir el Juego Internacional en indoor como novedad, se explicó que la modalidad de One Wall contará con 10 canchas para jugar y que la modalidad de llargues se intentará disputar con normalidad, solo para los sub19 masculinos, aunque siempre a expensas de la meteorología.

También en el ámbito competitivo, el nuevo director técnico de la CIJB, Romano Sirotto, propuso disputar un Torneo Indoor como experiencia novedosa para mejorar la expansión de esta modalidad.

La CIJB y el Consejo Mundial buscan puntos de encuentro

Contactos CIJB y WHC

Un primer contacto pone las bases para una futura reunión que cierre un acuerdo de colaboración entre las dos entidades

La actual junta directiva de la CIJB está trabajando por abrirse a posiciones comunes, antaño alejadas, con la pelota a mano como punto de unión. Uno de los lazos que la CIJB se ha propuesto unir, o por ser más claro, recuperar, es el del Consejo Mundial. Esta semana ha tenido lugar una reunión -telemática- entre Thierry Dufour, director de relaciones internacionales de la CIJB, y Raquel Murphy Barnes, presidenta del Consejo Mundial de Pelota a mano (World Handball Council). En el encuentro, al que también se unió Romano Sirotto como director técnico de la CIJB, se buscaron puntos de encuentros y principios de acuerdo para trabajar conjuntamente por el bien común del juego de pelota.

El presidente de la CIJB, Alberto Soldado, contactó hace unas semanas con la presidenta del WHC, Raquel Murphy, como un primer paso para acercar posturas entre las dos organizaciones. De aquella conversación surgió la reunión celebrada esta semana, en la que la CIJB ha insistido en una colaboración entre las dos entidades para recuperar lazos que, en el pasado, no acabaron de cerrarse. En este sentido, Dufour, como director de relaciones internacionales, explicó a Murphy que el comité ejecutivo surgido en noviembre de 2017 aspira a conseguir un trabajo conjunto com la WHC.

Murphy recordó en la reunión que la World Wallball Association (WWA), a la cual pertenecen tanto la CIJB como la WHC, pone las bases para un trabajo común, y que el camino para establecer acciones conjuntas podría pasar por la WWA, con acuerdos ya alcanzados en el pasado que están pendientes de revisión.

El primer paso, pues, se establece en volver a poner sobre la mesa los principios de acuerdo establecidos en el pasado, repasarlos por parte de la CIJB y, en caso de ser necesario, actualizarlos. Por ello, tanto Dufour y Sirotto como Murphy concluyeron la necesidad de volver a mantener una reunión en unos meses, poniendo marzo como referencia, para establecer ya la colaboración entre las dos partes.

Renovación en la dirección técnica de la CIJB

El italiano Romano Sirotto asume el cargo que hasta ahora ocupaba el belga Geert Vandervelden

Esta semana ha tenido lugar una nueva reunión telemática de la junta de presidentes de la Confederación Internacional de Pelota a Mano (CIJB), en la que se ha reestructurado el equipo directivo de la asociación. El italiano Romano Sirotto es el nuevo responsable de la Dirección General Técnica, en sustitución del belga Geert Vandervelden. Asimismo, Thierry Dufour asumirá el cargo de responsable del Área de Relaciones Internacionales con el Consejo Mundial de Handball, mientras que el argentino Esteban Astorga, del Club Regatas de Mendoza, se incorpora a la comisión ejecutiva y el uruguayo Jorge Penny al equipo directivo.

El presupuesto para 2021 contemplará, por primera vez, una ayuda a las federaciones que organicen campeonatos oficiales tanto en Europa como en América, así como el apoyo a la construcción de canchas de One Wall en países en vías de desarrollo, como el proyecto que se va a llevar a cabo en Uganda a través de Adelante África y de la mano del vicepresidente de esta ONG, José Luis López, también presidente de Honor de la CIJB, o un futuro proyecto también en Ecuador. De la misma manera, la CIJB estudia la implantación de una beca de investigación científica, así como un futuro acto de celebración de los Premios CIJB.

La CIJB, resaltó además el presidente Alberto Soldado en su informe, sigue el proceso de expansión internacional, con la incorporación de USA y Québec (Canadá). Además se han iniciado otras gestiones encaminadas a ampliar el número de países integrados.

En el capítulo del calendario competitivo, todo sigue condicionado a la incidencia del COVID. La Federación de los Países Bajos anunciará antes de finalizar febrero si el Europeo de Jóvenes podrá desarrollarse en Frisia este próximo mes de agosto, La Federación de Bélgica, en proceso electoral, garantizó el apoyo de la ciudad de Ath para realizar el Mundial en 2022, aunque será una decisión de la nueva dirección que surja de las próximas elecciones. También, la CIJB tiene previsto organizar una competición amistosa en la localidad valenciana de Simat de la Valldigna con fecha por determinar, aunque probablemente en el mes de octubre; la Copa Latina. En principio está prevista la presencia de las selecciones nacionales de Italia, Portugal, Valencia y Euskadi y, si las circunstancias lo permiten, también Ecuador.

Al acto asistieron los responsables de las asociaciones y federaciones de Bélgica, Paises Bajos, Italia, Euskadi, Comunitat Valenciana y México, con Thierry Dufour, Johannes Siegersma, Romano Sirotto, Gotzon Enil, José Daniel Sanjuán y Hugo Jiménez, respectivamente, así como el presidente de la CIJB, Alberto Soldado.

La CIJB abre puertas en Italia

Esferisterio de Alba

El país transalpino considera que la asociación internacional aumenta la visibilidad dentro y fuera de sus fronteras

En Italia hay diferentes modalidades, y el pallapugno, con los profesionales, es la que reina. Pero no ejerce en este 2020 que se acaba. Y no lo hace, hoy, porque la competición ha estado parada. Tan solo se ha disputado un campeonato oficial, la primera división de la Superliga. De cara al 2021 se trabaja en una posible (y esperada) normalidad, pero Italia vive pendiente de la apertura de condiciones, porque, hoy por hoy, no poder salir de sus localidades limita el juego tanto, que ha acabado por anularlo. Ya son difíciles las condiciones, y además se cierran puertas de visibilidad que, sin embargo, abre la CIJB. “La CIJB da una imagen de un deporte que no es solo local, ni es solo tradicional, sino que es internacional como el baloncesto, el vóley o el fútbol”. Lo dice Romano Sirotto, secretario general de la Federación Italiana de Pallapugno (FIPAP).

Recuperar su historia

Pero el país se mueve. Se trabaja, por ejemplo en recuperar para dominio público el esferisterio de Alba, más antiguo que el propio Pelayo y que por diversas razones está fuera de uso desde hace algunos años. Las autoridades locales y del Piamonte no pueden dejar perder una de las señas de identidad del deporte italiano. El esferisterio Mermet es algo tan emblemático como pueda ser el Trinquet de Pelayo. Precisamente en esa instalación se inauguró el Mundial de 2004 celebrado en Italia y que ha sido el mayor éxito deportivo de su selección al proclamarse campeona absoluta del mundo. Fue capaz aquella selección capitaneada por Roberto Corino de vencer a españoles, holandeses y belgas en juego internacional y meterse en la final de Llargues contra los valencianos.

La juventud y el COVID

Ahora mismo, la preocupación está en la juventud. Hay un vacío que agranda y mucho la pandemia. “Para ellos, jugar después de tiempo sin haberlo hecho y sin interactuar… se ha interrumpido todo por el virus”, afirma Sirotto, que ve el peligro de que las nuevas generaciones que un día tocaron y se enamoraron de la pelota a mano, ahora, por olvido de uso, opten por un “cambio de deporte o por otros intereses”. Y no solo eso. Ojo al dato que llega de boca de Sirotto: “El problema más grave es la continuidad de los jóvenes. Normalmente hemos tenido unos 125 equipos de jóvenes, y en este momento nadie ha jugado”. Añade el dirigente italiano que en las escuelas, tanto de lo mismo: había un trabajo de promoción “para pasar a la cancha a jóvenes de 9 a 11 años, y esto también se ha paralizado”.

La necesidad de la CIJB

Como Federación, la FIPAP organizó la semana pasada un curso de entrenamiento, medicina, alimentación, preparación física, técnica… “todo online”, apunta Sirotto, y si se echa un ojo a las selecciones italianas, el panorama se resume en que en el mes de marzo, justo cuando se estableció el primer confinamiento, se tenía que llevar a cabo “la primera convocatoria del equipo de la selección femenina”. Un problema que se mantiene en los parámetros planetarios, sí, pero por ello Italia se agarra más que nunca a una CIJB que, según el dirigente italiano, “es un vehículo muy fuerte de cara a los patrocinadores, y también por los jóvenes y el público, que saben así que no es un juego de un sitio cerrado, sino internacional”.

Ahora, con el invierno el frío y la nieve, el juego de pelota en Italia está en pausa, “en estado di morta”, que dice Sirotto, pero “la esperanza es que se puedan hacer torneos y campeonatos regulares, que se pueda continuar con la actividad internacional con el One Wall, y espero que en febrero o marzo, si tenemos apertura sanitaria, poder preparar entrenamientos indoor con el One Wall”. Es “importante”, añade el secretario general de la FIPAP, “para tener a los jugadores activos”. “Se debe ser optimista, y si no buscaremos un plan B o C para encontrar buscar maneras de jugar de manera regular”, afirma Sirotto, quien apunta a la CIJB, de la cual afirma: “Debe estar cerca de las naciones, pero también de los jugadores y selecciones, que deben tener claro que habrá competiciones”.

Foto: Sferisterio Mermet de Alba, años cincuenta