Argentina y la CIJB, una unión fuerte y de futuro

Argentina

Desde que hace más de 70 años empezará el camino de la pelota en Argentina, mucha gente ha pasado (y pasará) por un proyecto deportivo y social que no tiene límites en el país. El Club Mendoza de Regatas -20.000 socios repartidos entre varios deportes y disciplinas- es uno de los máximos valedores. Primero en juego a cuatro paredes, y con el tiempo en diversas modalidades que se han ido transmitiendo de padres a hijos, entre partidas improvisadas y ‘el tercer tiempo’ para hacer comunión, distendida sociabilidad que se movía (y mueve) en el ambiente de este deporte. La pelota tiene poso en Mendoza, pero también en Paraná, Entre Ríos o Buenos Aires, en el club Sociedad Cristiana de Jóvenes. En todo, la CIJB tiene su importancia. “Veo muy bueno lo que nos ha dado la CIJB como lo que nosotros le podemos aportar”, afirma Esteban Humberto Astorga, que representa al club de Mendoza y vocal de la CIJB.

Nombres grabados a fuego como impulsores, amantes, cuidadores, guardianes de todo son los hermanos Salice, los Basile Pedro y Fernando, José Lloret, y los que les sucedieron, como Aldo Boccadoro, Guillermo Pampillón, Rolando Greco, Cristian Delú padre, Chiqui Giner, hermanos Maimone, Pachi y Quique, el Negro Agüero, el zeta Mathey Antonio Dobronich, Alberto De Conick o Remigio Manzotti, al que se le debe el Torneo Remiggio Manzotti…

Profesores para formar

El One Wall es ahora lo que suena, retumba, por su potencial. Pero no se olvidan de las cuatro paredes. Sigue habiendo muchos jugadores en tres categorías: Primera, Segunda y Tercera, y una muy buena cantera. Hablamos de centenares de jugadores que se animan al deporte del guante y la pelota pelada. Una pared, un rival o dos, y a jugar. “Actualmente conseguimos un profesor de educación física”, afirma Esteban Humberto Astorga. El profesor, diligente, de padre jugador, y que de niño ya le daba a la pelota, ahora “lo tenemos dando clase en el club” a una veintena de niños de entro 8 y 14 años.

Chicas: la asignatura pendiente

Niñas, pocas en el club de Mendoza. O casi ninguna, pero Astorga tiene la idea entre ceja y ceja: “No hemos podido conseguir, ni a mano ni en paleta, en el club». Vaya, se podría uno preguntar por los motivos. ¿Cómo es eso? “Porque la paleta”, explica la raíz Astorga, “siempre se vio como algo para el sexo masculino”, pero, ah, amigo, todo muda: “Todo va cambiando, y tenemos que conseguir difundirlo y cambiarlo”. De hecho, en Argentina sí se juega a paleta por parte de ellas: Pili Villegas es un ejemplo, con chicas a su cargo. En Mendoza, Marcelo Maimone es el profesor con el que se trabaja sobre una iniciativa para incorporar chicas pequeñas para desarrollarse en la pelota a mano. También hay un educador, Mario Solís -tanto Solís como Maimone han completado el reciente curso de árbitro internacional de la CIJB-, que como profesor de educación física en ciudad de San Martín tiene escuelas a su cargo, “y ya hay alguna chica”, apunta Astorga. Albricias. “La idea de Mario es incorporarlas en las escuelas”, añade.

Potencial deportivo

Son buenos los números deportivos de la Argentina en competición. Suman el Torneo Sudamericano, al cual fueron Marcelo Pais, de Paraná, los hermanos Gonzalo y Lucas Pagella, Santiago Maimone, Leandro Rodríguez y Adrián Astorga. Luego llegó el Mundial de Holanda, con Alejandro Savoca y Franco Riccardi en llargues de la mano de Eduardo Tenga y José Fálico, quienes les abrieron las puertas de participar en ese mundial. Pero no hay que olvidar en one wall los abiertos de Bélgica, Holanda, el subcampeonato en Massamagrell (Valencia, España), lo mismo que el de Colombia. Y, ojo, que hay futuro: el bloque de competición lo tienen consolidado con “un grupo de jugadores comprometidos”, afirma Astorga, que trabaja para que siempre haya un objetivo. Motivación. Esa motivación que genera también, afirma Astorga, el trabajo de la CIJB con su actividad constante, reuniones, acuerdos, colaboraciones. Un camino que Argentina ven con muy buenos ojos. “Estamos en un momento muy duro en todo el mundo pero veo que se sigue trabajando para que cuando nos liberemos de la pandemia se llegue a dar a nuestros atletas la continuidad de competición que sus esfuerzos se merecen”, sentencia Astorga.

Renovación en la dirección técnica de la CIJB

El italiano Romano Sirotto asume el cargo que hasta ahora ocupaba el belga Geert Vandervelden

Esta semana ha tenido lugar una nueva reunión telemática de la junta de presidentes de la Confederación Internacional de Pelota a Mano (CIJB), en la que se ha reestructurado el equipo directivo de la asociación. El italiano Romano Sirotto es el nuevo responsable de la Dirección General Técnica, en sustitución del belga Geert Vandervelden. Asimismo, Thierry Dufour asumirá el cargo de responsable del Área de Relaciones Internacionales con el Consejo Mundial de Handball, mientras que el argentino Esteban Astorga, del Club Regatas de Mendoza, se incorpora a la comisión ejecutiva y el uruguayo Jorge Penny al equipo directivo.

El presupuesto para 2021 contemplará, por primera vez, una ayuda a las federaciones que organicen campeonatos oficiales tanto en Europa como en América, así como el apoyo a la construcción de canchas de One Wall en países en vías de desarrollo, como el proyecto que se va a llevar a cabo en Uganda a través de Adelante África y de la mano del vicepresidente de esta ONG, José Luis López, también presidente de Honor de la CIJB, o un futuro proyecto también en Ecuador. De la misma manera, la CIJB estudia la implantación de una beca de investigación científica, así como un futuro acto de celebración de los Premios CIJB.

La CIJB, resaltó además el presidente Alberto Soldado en su informe, sigue el proceso de expansión internacional, con la incorporación de USA y Québec (Canadá). Además se han iniciado otras gestiones encaminadas a ampliar el número de países integrados.

En el capítulo del calendario competitivo, todo sigue condicionado a la incidencia del COVID. La Federación de los Países Bajos anunciará antes de finalizar febrero si el Europeo de Jóvenes podrá desarrollarse en Frisia este próximo mes de agosto, La Federación de Bélgica, en proceso electoral, garantizó el apoyo de la ciudad de Ath para realizar el Mundial en 2022, aunque será una decisión de la nueva dirección que surja de las próximas elecciones. También, la CIJB tiene previsto organizar una competición amistosa en la localidad valenciana de Simat de la Valldigna con fecha por determinar, aunque probablemente en el mes de octubre; la Copa Latina. En principio está prevista la presencia de las selecciones nacionales de Italia, Portugal, Valencia y Euskadi y, si las circunstancias lo permiten, también Ecuador.

Al acto asistieron los responsables de las asociaciones y federaciones de Bélgica, Paises Bajos, Italia, Euskadi, Comunitat Valenciana y México, con Thierry Dufour, Johannes Siegersma, Romano Sirotto, Gotzon Enil, José Daniel Sanjuán y Hugo Jiménez, respectivamente, así como el presidente de la CIJB, Alberto Soldado.

La Asociación Americana de la CIJB, cada vez más cerca

México, en una concentración.

América quiere dar el paso a una mayor autonomía, y ya ha iniciado el camino. La CIJB engloba a todos los países con juego de pelota a mano, pero América se debate por dejar de tener ‘europadependencia’. No se trata de separarse, ni mucho menos, sino de tener la capacidad organizativa interna suficiente para conseguir ayudas, espónsors, y a partir de ahí generar iniciativas propias. «América tiene mucho potencial, pero estamos siempre a la expectativa», explica Hugo Jiménez, delegado de la CIJB en México y vicepresidente segundo de la organización.

«La Asociación Americana de la CIJB es un proyecto que venimos estudiando desde hace muchos años», afirma Jiménez desde México. «Se trata de organizarnos a los de este lado, porque estamos muy dispersos. Tomamos lo que viene de Europa, lo que esperamos que llegue, y eso no es malo, sino que lo debemos complementar», argumenta el mexicano. «La idea de formar la estructura americana es organizar a los países americanos, tener personalidad, una personalidad adecuada que nos permita personarnos ante nuestras autoridades y buscar apoyos, como además buscar espónsors». Es un camino iniciado, que se concretará cuando arranquen los torneos nacionales de One Wall y, especialmente, cuando se disponga la fase final americana. En todo caso, el objetivo es claro: «Debemos ser autosuficientes, generando nuestros recursos».

«Pero tenemos otra idea, a medio plazo», añade el viocepresidente segundo de la CIJB, «un circuito similar al que tienen en Europa, y digo similar, que no igual, porque las distancias en Europa son cortas, y en América son más largas, y los costes son mayores». La idea se ha trabajado con países como Colombia, Paraguay, Venezuela, Ecuador, e «integrando como invitados a Estados Unidos y Canadá», asegura. Y puntualiza: «Hablamos de invitados porque Estados Unidos estaba en proceso de ser aceptado -lo está la New York Handball Alliance, aunque hay hasta 80 asociaciones en el país-, y Canadá está todavía en expectativa, y debe participar de la CIJB».

Asimismo, Jiménez recuerda que, «en ningún caso», será el One Wall la disciplina que se deba asimilar a la CIJB: «Queremos que cada país afiliado tenga contacto con cada modalidad, y en el caso de Estados Unidos, iniciar el proyecto y que tengan conocimiento de los juegos de pelota que tiene la CIJB». Atraerlos, para que conozcan y, por tanto, difundan que hay más modalidades. «Es una idea que funcionó con algunos países en Sudamérica», recuerda Jiménez, porque en Argentina, Venezuela o México no había llargues, «pero ya están entrenando porque ya han ido conociendo la modalidad». En todo caso, reconoce que el One Wall es el puente de unión a través del cual conectar «porque es la disciplina más común, que en todos lados se juega, aunque le llamemos de manera distinta», pero «siempre pensando en la diversidad que pueden aportar todos los miembros de la CIJB».

Fase americana de One Wall

La fase americana de One Wall está en sus inicios. Todos los países participantes deben aportar competencia masculina y femenina. Pero el problema es la pandemia. «Debemos esperar a estar más estables con la pandemia para hacer fases similares con calendario organizado para todos, luego determinar ganadores y entonces poner fechas para el Americano». Piensan en primavera para las fases nacionales, y ver si en verano se puede disputar la fase final. Colombia y México propusieron acogerla. América, en todo caso, se mueve.